viernes, 16 de agosto de 2013

El crimen de lord Arthur Saville de Oscar Wilde

El crimen de lord Arthur Saville es una novelita de muy pocas páginas y corte humorístico. Una novela negra rebosante de humor negro y sátira social. Uno de esos divertimentos que tanto reflejan el peculiar sentido del honor, la inteligencia y el humor al que nos tiene acostumbrados su autor: el carismático Oscar Wilde.

En una concurrida recepción en Bentinck House, casa de lady Windermere, lord Arthur Saville tiene la mala fortuna de que mister Septimus Podgers, un quiromántico, un adivino, le lea la buenaventura. Lo que el misterioso personaje ve en las líneas de la mano de lord Arthur es determinante para el destino de éste y a partir de ese instante la amenaza de un crimen se cierne sobre su persona.

Lord Arthur está prometido a Sybil Merton por la que siente una gran devoción y con la que espera contraer matrimonio en breve. Desafortunadamente el futuro vaticinado por las dotes adivinas de Podgers ponen en jaque esa boda so pena de que se les den a los dioses la dote que exigen para liberar el porvenir de negros nubarrones. Y lord Arthur está dispuesto a todo para casarse con Sybil.

Oscar Wilde retrata, como en él es habitual, a la amanerada y decadente alta clase social londinense ridiculizando su estrechez de miras y su falta de talento demostrada constantemente en cada uno de sus gestos y de sus actos, inclusive en la moda de adivinar el porvenir a través de las líneas y montes de la mano, desde el punto de vista del que se sabe parte del juego pero que es absolutamente capaz de reírse de si mismo.

Es un texto ágil y ameno en el que la evolución trepidante de la trama no permite explayarse en descripciones físicas ni en elucubraciones mentales más allá de las imprescindibles que todo peón del destino, que no llega a dos dedos de frente, se siente obligado a obedecer. 

Es una lectura fácil propia de la adolescencia, pero que si no leyó en su momento... ¿quien dice que se haya acabado la adolescencia? Una lectura ligera, rapidita para soportar mejor tanto calor sin calentarse la cabeza.

Oscar Wilde ha sido también protagonista principal de una serie de novela detectivesca escrita por Gyles Brandreth muy interesante. De ello se ha hablado aquí, en este blog. Leánlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada