jueves, 1 de mayo de 2014

Los Misterios de Laura 3 temporada

Laura Lebrel sigue maravillando a propios y extraños con sus, aparentemente pocas aptitudes para la investigación y sus efectivas y  teatrales resoluciones de los complejos casos criminales que se le cruzan por el camino.

A lo Poirot, pero sobreactuando aún más si cabe, al final de cada episodio con toda la parroquia reunida, sospechosos y policías, tensa y expectante a sus conclusivas revelaciones.

Esta tercera temporada de Los Misterios de Laura reafirma que su fuerte son los argumentos. Tramas, casi siempre, muy bien hilvanadas, con algún desajuste pero habilidosamente laberínticas (a veces hasta extremos casi imposibles) homenaje indudable a Agatha Christie y al género whodunit que tan bien encumbró.

En sus episodios se detectan sutiles referencias a títulos emblemáticos de la Gran Dama del Crimen como Cianuro Espumoso, Muerte en la nubes, o el consabido usurpación de personalidad que da a pie a un magnífico episodio, el 5º, de falso culpable. Y sin olvidar La ratonera, aúnque eso sí, dándole un toque propio y un giro a lo Asesinato en el Orient Express en un guiño, nos tememos, solo al alcance de los seguidores de la pionera Christie.

Fotograma del episodio homenaje a Muerte en las nubes

La temporada acaba como ya hiciera anteriormente, con un doble episodio y una nueva revisitación al concepto de la mítica 10 negritos. Los protagonistas deben enfrentarse a un caso que empezara ocho años atrás y que aún colea y cerrándolo encauzan también subtramas sentimentales que han florecido a lo largo de estos trece episodios .

Martín, Laura y Jacobo, protagonistas principales de la serie

En esta 3ª temporada, (ver aquí la reseña de las dos primeras) la serie se mantiene fiel a su estilo ya expuesto en las anteriores, incluso en la música de ambiente, lo que resulta desesperante para los que esperabamos ajustes que le dieran más rigurosidad profesional a la investigación y por ende más credibilidad.

Sigue sin ser sanguínea y prescinde de planos de violencia impactante; a la vez que mantiene un vestuario de grandes superficies y prescinde de efectos especiales y de recursos científicos y de laboratorio. Todo muy casero.

Tal vez ese tratamiento a la ligera es lo que la convierte en una de las series televisivas más seguidas en España y una de las más vendidas a otros países: Argentina, Canadá y Francia entre otros, entre los que no se cuenta, de momento, Gran Bretaña, tal vez porque tengan otro concepto de la realización televisiva (basta con alucinar con Sherlock por ejemplo).

Seguramente el éxito de las andanzas de Laura Lebrel se deba a esa proximidad, a ese enfoque amable, positivo, pensando para alabar virtudes y no para recriminar defectos; tal vez por eso y ante los desaguisados, meteduras de pata, tropezones y rotura de objetos que se suceden en cada capítulo esbozemos una sonrisa de conmiseración y no un rechazo bochornoso.

La serie alcanza su tercera temporada sin corregir defectos de forma en las interpretaciones y siguen más empeñados en parecer alumnos de artes escénicas que actores y en la investigación más una panda de amigos que resuelven casos delictivos por entretenimiento que unos eficaces y preparados miembros del cuerpo policial.

Siguen resolviendo más casos al hilo de un comentario fortuito, generalmente de la madre de Laura o de algo que llevan los gemelos entre manos, que a través de las pistas que revisan y analizan todos y cada uno y una y otra vez. La solución se sigue debiendo más a la casualidad que a la causalidad.

Claramente han desistido de competir con series extranjeras y para evitar las comparaciones, siempre odiosas y facilmente descalificantes, apuestan por darle más cancha al humor popular casi parodiando a las series criminales más ortodoxas.

Cubierta de la novela:
Laura y el misterio de la isla de las gaviotas

Aunque para humor sin duda alguna los chascarrillos de Lydia: sigue siendo lo más inteligente de la serie.

Y como se hiciera con Castle y funcionara, no han podido evitar el sacar una novela ad hoc 'Laura y el misterio de la Isla de las Gaviotas' de Javier Holgado.

Al parecer ambientada en un tiempo anterior a los episodios televisivos y como tal precuela, aclaradora de la situación actual de los protagonistas (donde se cuenta por ejemplo el matrimonio fallido de Laura y Jacobo).

Algún dia probablemente reseñada en este blog.




Debra Messing
Y aún más, en Estados Unidos se han interesado por la serie y la Warner Productions hará su propia  adaptación 'The Mysteries of Laura', algo en lo que también están trabajando en Holanda y en Italia, y por la actriz elegida: Debra Messing ('Smash' y 'Will & Grace') en el papel de Laura Diamond (o sea Laura Lebrel) parece que van a incidir en la parte cómica, otros actores serán Josh Lucas en el papel de Jake (Jacobo), Laz Alonso de Billy (Martín) y Janina Gavankar de Meredith (Lydia).

Seguramente tendremos ocasión de comprobarlo.

12 comentarios:

  1. He seguido toda la serie desde el principio, algún episodio que me perdí de pasadas temporadas lo recuperé gracias a la reposición que hacían después del capítulo de la temporada. Serie entretenida, con estructura a medias entre la típica serie doméstica y las novelas de Agatha Christie, como bien has comentado. Bastante buena serie, no me extraña que la exporten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Máximos resultados con poco presupuesto pero con un buen equipo guionista. A ver que tal resulta su alter ego americana.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Pues yo no he visto ningún episodio, aunque creo que me gustaría :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aúnque solo sea por proximidad tocaya deberías probarla.
      Besos!

      Eliminar
  3. Yo he visto algunos episodios y la verdad es que me sorprendió gratamente, no esperaba nada y me encontré con una serie amable, de buena factura y bien escrita (sobre todo con diálogos nada artificiosos que es un pecado común que le suelo achacar a la ficción española). Lo malo es el horario que tiene, que acaba bastante tarde, pero muy recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes: a tirar de dvd :-)
      Un abrazo Roberto

      Eliminar
    2. Pues sí, como digo merece la pena.
      ¡Un placer leerte como siempre, Jordi!

      Eliminar
    3. También la puedes seguir en la página web de la cadena que la emite, en A la carta. Es ahí donde me pongo al día con programas que no pude ver en su momento. Saludos.

      Eliminar
    4. Efectivamente es la opción más práctica: la ves cuando quieres, y la más barata.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Las dos primeras temporadas me gustaron mucho. Como bien dices, es una serie muy cercana. Sin embargo, para mí, esta tercera entrega no fui capaz de seguirla pues solo vi los dos primeros capítulos. Los casos no me llenaban. Para mi gusto eran los personajes de Beatriz Carvajal y Cuevas quienes le daban vidilla a los mismos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces los secundarios se comen a los protagonistas principales y ahí es trabajo de guionistas y realización el medir los tempos y repartir pesos para que no suceda.
      O al menos eso creo.
      Saludos!

      Eliminar