martes, 26 de mayo de 2015

Missing de Will Argunas

Wisconsin y Minessota.
Invierno. Frío en el cuerpo
y frío en el alma
Missing fue publicado en 2007 y tiene tics de series televisivas de la época al igual que series posteriores los tienen de él. Como también evoca la soledad nevada de Fargo y el sótano torturante de Pulp Fiction. Realimentación recíproca.

Hace un par de años que Emmy, de 8 años de edad, ha desaparecido. Sin dejar rastro. Si noticia alguna. Está missing.

Franck Durkin, como padre suyo, se aferra a la más mínima esperanza de encontrarla con vida algún día; como policía de profesión asume que la esperanza se reduce solo, en el mejor de los casos, a encontrarla.

En un control rutinario junto a su compañero y amigo Joe Mooney detienen al conductor de un coche que podría ser robado. Durante el interrogatorio el inspector Franck Durkin tiene motivos para creer que el sospechoso pueda saber algo de su Emmy. Y su mundo se desmorona.

Desgarrado tanto por el dolor de la pérdida de Emmy como por no saber cual ha sido su destino ve una luz de esperanza en conseguir que el sospechoso cante y no vacila en cruzar, no una, sino todas las líneas rojas que sean precisas para conseguir información.

Ir más allá. Reafirmando sus prioridades en lo que le supone emprender un lento y agónico viaje de descenso a la parte más oscura de la mente humana.

Missing - página 3
Un viaje donde puede perder todo lo que es y todo lo que le queda, aunque para quien ha perdido una hija de 8 años ¿que más le queda por perder?

Will Argunas ha focalizado el argumento en el comportamiento derivado del estrés post-traumático del inspector de policía Franck Durkin y su difícil retorno y adaptación a la vida cotidiana. Si para un padre perder un hijo es lo peor, si el padre además es policía, el sentimiento de impotencia redobla la angustia y el dolor.

Sustenta el desarrollo argumental de alto contenido dramático en una sólida encadenación de flash backs ubicados en el lugar y momento preciso para conseguir el ritmo apropiado para ir desgranando una historia adictiva donde las haya.

Will Argunas, (aquí su blog) seudónimo del dibujante francés Arnaud Guillois, es el autor, guionista y dibujante, de un cómic negro, de resultado oscuro, truculento, violento, conmovedor y muy, muy nervioso.

Will Argunas
Tan nervioso como el trazo de su dibujo. Un trazo enérgico. Áspero. Tosco y con mucho rayado de plumilla para oscurecer y sombrear y que ha de servir al propósito de provocar una lectura absorbente y sincopada con picos registrables en electrocardiogramas.

Un cómic donde el guión y el dibujo van de la mano y en donde el coloreado es el único en discordia: inapropiado, inadecuado e incluso yendo más allá, innecesario.

El autor acentúa el efecto dramático al intercalar entre las páginas tres dibujos emotivos e ingenuos de la propia Emmy para mantener claramente identificado en la mente del lector de que va todo.

Para acentuar el horror. Y recordar que la víctima no es solo una niña sino también una inocente y cariñosa hija. Y que acaso, ese recuerdo justifique todo lo demás.

Disponible solo de segunda mano y solo en francés.



4 comentarios:

  1. Pues sí, el entorno y la ambientación parecen la de Fargo, la de la peli y la de la serie (una precuela por lo que he visto en la primera temporada). Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el vestuario y el frío que se adivina y se siente porque traspasa las páginas.
      Saludos Ethan!

      Eliminar
  2. No lo conocía, pero pinta bien. Por la temática añadiría (sin saber bien el contenido) a obras de Dennis Lehane ('Mystic River' o 'Adios pequeña, adios') como un posible referente ¿no? Lo voy a buscar en Todocolección a ver si lo encuentro.
    Como siempre un placer leerte, Jordi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me dirás que te parece.
      Saludos Roberto

      Eliminar