domingo, 4 de junio de 2017

La trilogía de Lewis de Peter May

Bajo la sensación inquietante que
sugiere el ver acercarse una fuerte
y oscura tormenta.
La isla de los cazadores de pájaros, El hombre sin pasado y El último peón son, por este orden, los títulos que conforman esta trilogía protagonizada por Finlay Fin Macleod.

Lewis es la mayor y más septentrional de las Islas Hébridas exteriores, las más alejadas de tierra firme, un extenso archipiélago de la costa oeste escocesa formado por un centenar largo de islas habitadas y más de cuatrocientas deshabitadas.

El clima de Lewis es áspero y desapacible, casi inhóspito, conformado a base de viento, lluvia y frío. La vida es supervivencia, cualquier otro anhelo es casi inalcanzable. Las opciones de divertirse escasas. El contacto con el resto del mundo mínimo de ahí que la juventud solo desee alejarse cuanto antes de lo que se antoja sufrimiento y aislamiento.

Alrededor de Fin, el protagonista central, se desenvuelven una serie de relaciones sociales que van conformando las subtramas que acaban conectando con el caso policial que se tiene que resolver en cada entrega.

Caso que actúa de detonante para darnos a conocer episodios de la historia de la isla en un alterne de capítulos en presente y pasado que busca, a través de las vivencias de los protagonistas, contextualizar una sociedad que por su vida isleña tiene mucho de nombre propio y poco de nombre común y todo de ancestral.

Conocemos al grueso de los personajes recurrentes desde pequeños, maravillas del flashback, y vamos a ir siguiendo su evolución hacia mayoría de edad y su madurez y viendo como sus virtudes y sus defectos van a supeditar sus relaciones personales y sus dependencias individuales, siempre condicionadas por su ascendencia isleña.

Su relación como amigos, como amantes, como empleados y como rivales se describe con tanta vivacidad que no hay duda que sin no son personajes reales se dan mucha maña en parecerlo.

En cambio si es real el McGuffin que en cada una de las tres novelas sirve de referencia histórica y que son por este orden: la matanza de crías de albatros, los niños recolocados en familias y las piezas de ajedrez encontradas del siglo XIX.

Peter May
Peter May anuda el suspense y la intriga para crear una tipología particular de novela negra articulada. Donde el localismo histórico le permite comparar el tamaño humano con el de las tradiciones y los rituales y todo bajo la sensación inquietante que sugiere el ver acercarse una fuerte y oscura tormenta.

Si bien es cierto que la trilogía va de más a menos, las tres novelas conforman un bello relato vivencial sobre lo que supone pasar de la infancia a la edad adulta, lo que significa conciliar tradiciones y lo que representa.



Reseñas de cada novela por orden de lectura:


01 La isla de los cazadores de pájaros

Un macabro asesinato en la isla de Lewis con una puesta en escena muy parecida a la de otro, acaecido en Edimburgo y aún sin resolver, hace que el detective de policía Finlay Macleod, oriundo de la isla y por tanto de habla gaelica, se desplace para ver si existe correlación.


02 El hombre sin pasado


Los restos momificados de un joven son hallados en una turbera que encoge el paisaje replegándolo sobre si mismo como los recuerdos se pliegan en una mente enferma. La falta de recuerdos son como un paisaje desolado. Finlay es requerido por una familia amiga para resolver el caso que tiene sus razones en un turbio pasado.


03 El último peón


Cuando un extraño fenómeno natural vacía un lago se encuentran en el fondo los restos de una avioneta con un cadáver que retrotrae a una época de la juventud de Finlay Macleod y de otros habitantes de Lewis. La investigación cerrará un caso con consecuencias imprevistas y a su vez despide la trilogía.

4 comentarios:

  1. Solo he leído el primero, tengo pendientes el resto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aunque sea la mejor, las dos siguientes son aconsejables para acabar de conocer a Fin y entender porqué reaccionan como reaccionan los carácteres desarrollados en lugares tan inhóspitos.
      Besos!

      Eliminar
  2. A mí me falta por leer el tercero. El problema para ponerme con él es que ya he olvidado la mayor parte de los dos primeros, sobre todo del segundo. Pero sí recuerdo que me gustaron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vas a necesitar acordarte, en nada estás dentro de la historia y volverás a sentirte en Lewis.
      ;-)

      Eliminar