domingo, 29 de octubre de 2017

Los crímenes de la Academia de Louis Bayard

Edgar Allan Poe involucrado en
una investigación de asesinato.
En otoño de 1830 la Academia Militar de los Estados Unidos conocida coloquialmente como West Point está en entredicho: los valedores de su existencia ven como los detractores, los que quieren abolirla, ganan terreno al contar con la inesperada ayuda del Presidente de la nación.

Cualquier sonido desafinado puede precipitar los acontecimientos y cualquier ruido puede suponer la desaparición, de ahí que cuando aparece un cadete colgando de un árbol y luego su cadáver resulta profanado, los mandos de la institución deciden contratar a Gus Landor, un ex-detective de la policía neoyorkina que ahora reside, retirado, cerca de la Academia, para que lleve a cabo una investigación intramuros discreta y eficaz.

Gus elige a un cadete, que no es otro que un joven Edgar Allan Poe, para que sea sus ojos y sus oídos allí donde él, por su condición de civil, no tiene acceso.

Y la investigación adquiere un lirismo curioso al realizarse al alimón entre dos almas con fuerte personalidad, atormentadas y solitarias.

Los crímenes de la Academia es una novela policíaca de gran calado que reinterpreta las líneas maestras del género para aprovechar al máximo sus posibilidades y no duda en saltarse alguna.

El resultado es una obra muy inteligente, muy original y muy intrigante que sorprende más allá del final: cuando el lector ya no espera más sorpresas.

Louis Bayard
Louis Bayard el autor, novelista de notorio recorrido periodístico, ofrece un brillante trabajo al relatar los hechos a modo de diario de Gus Landor al que intercala memorándums correspondientes a las investigaciones y opiniones de Edgar Allan Poe y lo hace imitando la particular forma florida y onírica de escribir del maestro del misterio.

El resultado es una lectura que sorprende y maravilla a la vez que requiere de atención, adecuar el estilo narrativo a la época puede suponer un esfuerzo adicional de atención para no perder detalle y disfrutar del registro de cada voz.

La combinación de hechos históricos, los pertenecientes a la biografía de Edgar Allan Poe, con unos hechos ficticios que bien podrían ser verídicos, y más propios de la imaginación del padre de la novela policiaca, por su aspecto oscuro y macabro, logran un equilibrio fascinante.

Una novela que va creciendo hasta agigantarse. Para disfrutarla en cada párrafo. Incluido el del acertijo:

RO
HA A
O VEN T
EN V

¿Se atreven a descifrarlo?

0 comentarios:

Publicar un comentario