domingo, 4 de noviembre de 2018

Crimen en el paraíso temporada 7

Florence Cassel y Jack Mooney,
los protagonistas de la 7ª temporada
de Crimen en el paraíso

La serie Crimen en el paraíso continua siendo una de las más amables de la oferta policiaca actual, heredera de las clásicas Colombo y Se ha escrito un crimen va camino de convertirse, como ellas, en leyenda.

Y no es que sea brillante, es más, esta última temporada se apoya más en su vis cómica que en la policial, pero tampoco tiene ínfulas de serlo y esta sencillez se manifiesta en una serie sin más pretensión que entretener y llenar de luz y de color, en el trópico ambos abundan, los veranos televisivos.

La sempiterna, e imaginaria, isla caribeña de Saint Marie acoge nuevamente los 8 episodios que conforman la, ya, séptima temporada y sin dar muestras de cansancio.

En esta ocasión y tal como finalizó la anterior hay cambio de inspector en la gendarmerie de Honoré, Jack Mooney, un irlandés más que evidente, sustituye a Humprhey Goodman, un inglés redomado, que decidió quedarse en Londres.

Jack Mooney, el cuarto inspector desplazado a la isla, parece haber ido a la misma escuela que los dos inspectores anteriores (al primero no lo conocimos) ya que su modo de proceder durante la investigación y su súbita iluminación para resolverla se sustenta en los mismos principios y se ejecuta con los mismos métodos.

Uno de los secretos de que aun cambiando protagonistas la serie no solo se mantenga sino que aumente su audiencia. El guion y la estructura narrativa siguen sosteniendo la propuesta.

En el resto del equipo no hay cambios y siguen la subinspectora Florence Cassell y los agentes Dwayme Myers y JP Hooper, bajo la atenta y escrutadora supervisión del comisario.

El inspector Jack Mooney, que se ha instalado con su hija adolescente en la isla en la misma cabaña que ocuparan sus predecesores y donde sigue residiendo el lagarto más simpático de cualquier serie televisiva, sufre el inevitable periodo de aclimatación al entorno, a la forma de vivir, pensar y moverse de los nativos y a lidiar con los turistas y empresarios extranjeros que suelen ser siempre víctimas y verdugos de los casos de asesinatos.

Asesinatos enmarcados en el más clásico estilo de la novela policíaca inglesa que recurre a pocos sospechosos, crimen con poca sangre, habitaciones cerradas y coartadas para enmarañar la trama y dejar para el mismísimo final de cada episodio la resolución del caso.

No le pidan a la serie más de lo que honestamente ofrece y no solo no saldrán defraudados sino que se lo pasarán muy bien jugando a descubrir quién es el asesino al más puro estilo Cluedo solo que en el Caribe.

Solo queda esperar que el 2019 traiga la octava temporada.

Aquí están las reseñas de las temporadas anteriores:

1ª Temporada (con Richard Poole y Camille Bordey)
2ª Temporada (con Richard Poole y Camille Bordey)
3ª Temporada (con Humphrey Goodman y Camille Bordey)
4ª Temporada (con Humphrey Goodman, Camille Bordey y Florence Cassel)
5ª Temporada (con Humphrey Goodman y Florence Cassel)
6ª Temporada (con Humphrey Goodman, Jack Mooney y Florence Cassel)



0 comentarios:

Publicar un comentario