martes, 24 de mayo de 2011

Gil Brewer

Leía hace poco en un blog cómplice, no recuerdo en cual, a propósito de la compra de segunda mano, sobre lo interesante que resulta no ya por el precio, ¡tirado!, sino por encontrar descatalogados que nos pueden colmar de satisfacción.

Tiempo hacía que no me movía yo por lance que vino a coincidir la lectura de ese post con encontrarme la misma tarde frente a uno de estos establecimientos. De ahí a entrar y salir cargado de novelas compradas a 0,50 y a 1€ fue todo uno.

Y esto viene por que hoy les quiero comentar dos de estas novelas. Ambas de Gil Brewer uno de escritores americanos de la época dorada del género y que tenía yo en una antigua lista de objetivos.

Una es The Red Scarf traducida al catalán como Color de Sang y en castellano por La Bufanda Roja o El Echarpe Rojo.
La otra es The Vengeful Virgin traducida como La Verge Venjativa y en castellano por La Virgen Vengativa. Las fotos corresponden a la magnífica colección de la Cua de Palla, que son las que he leído.

Ambas son novelas globo: acercas los labios a un globo y empiezas a soplar y soplar, para ver como lentamente va cogiendo volumen, su textura se vuelve cada vez más fina y tersa, sabes que si continuas soplando explotará pero nada puede evitar que sigas.

Las novelas globo van hinchándose a medida que caen las páginas, la tensión va aumentando progresivamente, de forma lenta pero inexorable, te vienen ganas de gritar: ¡pero que no ves donde te metes!, pero nadie te escucha y sigues leyendo esperando lo inevitable que llega puntual a su cita y aunque no te sorprende, porque lo esperas, no puedes por menos que echar la cabeza hacia atrás igual que cuando explota el globo.

Las novelas de Gil Brewer, como la mayoría de este género y de esta época, son para leer de un tirón, su brevedad de páginas así lo demanda y así lo propicia, para que no haya resquicio por donde la tensión se pueda escabullir y el globo se deshinche: volver a empezar ya no es lo mismo.

Las dos tienen ese mismo patrón. En ambas la inevitable presencia de una mujer que voluntaria o involuntariamente arrastra al protagonista a cambiar su destino, el sexo como placer, como vía de escape y como camino a la fatalidad, en ambas el dinero y la ambición, la depresión económica llamando a puertas y ventanas y el sueño inalcanzable de un futuro prometedor. Y en dos argumentos completamente distintos.

O sea, serie negra americana pura, esa que hoy llamamos clásica y que nunca nos cansaremos de leer.

Si quieren saber más de este autor pinchen aquí:

Novelas muy recomendables. Si las leen ya nos dirán que les han parecido.

0 comentarios:

Publicar un comentario