sábado, 5 de febrero de 2011

Blacksad y guiño

Lo decía en Octubre 2010, en el post de Kane:

“Los cómics son películas cuyos fotogramas permiten ser disfrutados una y otra vez, tanto tiempo como se desee, sin necesidad de darle al pause.”

Lo bueno de leer/mirar un cómic es que el tempo de ritmo narrativo y el compás de cambio de viñeta los acaba marcando el lector, muy a pesar de su autor, y que se puede revistar tantas veces como se desee en segundos.

Intentando establecer una analogía con el cine, la equiparararíamos con ver una película V.O.S.E., en donde, por mucho que te empeñes, leer y mirar al mismo tiempo te hace perder gestos, expresiones de cara o detalle en algunas secuencias.

Se impone una segunda visión para, dejando de lado los subtítulos (ahora ya conocemos el argumento y los diálogos) recrearnos solo en la parte visual. Con una tercera obtenemos el placer total que supone la fusión de sonido e imagen.

Analogía con el cómic: cae un cómic en nuestras manos y tendemos a devorarlo leyendo más que mirando; la segunda vez nos permite centrarnos en el dibujo y en cada uno de los detalles y mensajes subliminales que encierra una viñeta y en la tercera vemos la armonía plena y apreciamos perfectamente tanto los textos como el esfuerzo del dibujo y color y podemos seguir el ritmo pretendido por su autor.

Una secuencia cinematográfica precisa de muchos fotogramas; el cómic a veces ha de obtener el mismo resultado convirtiendo una viñeta en un fotograma auto conclusivo de una secuencia.

Y, además, aprovechar para contar otras historias dentro de la principal. Como mencioné en el post anterior de Blacksad:

“No pierdan detalle en las páginas ya que además de sucederse la aventura principal, hay aventuras mudas de personajes secundarios que no se resignan a su condición de extras.”

Por DM se me ha pedido que explique mejor a que me refería; he ahí un ejemplo:

Volumen dos de Blacksad:  Artic-Nation.

En la última viñeta de la página 4, Blacksad se aleja de Weekly, un comadreja periodista, que acaba de conocer, con esta reflexión: "Aquel tipejo me había revuelto las tripas. Los gatos tenemos la maldición del olfato fino. Lo cual es especialmente duro cuando te cruzas con alguien con alergia al jabón..."

Ahora estamos en la página 8 y nuestros protagonistas han convenido en tomar una copa. Estan sentados en un bar y he ahí lo que sucede en segundo término:


  • Viñeta 2
Weekly está sentado de espaldas a un sabueso que está tomando un café mientras está leyendo, por el tamaño, un bloc de notas.


  • Viñeta 3
Weekly se dispone a sorber su batido y para ello y debido a su corta altura, se inclina hacia atrás (al contrario de lo que se hace con una estatura normal) acercandose a la espalda de su vecino de mesa.





  • Viñeta 4
El movimiento de elevación de su cuerpo tiene como consecuencia airear las virtudes de Weekly lo que despierta instantaneamente en el absorto sabueso su natural y reconocida habilidad olfativa.







  • Viñeta 5
Mientras Weekly degusta con verdadero deleite su batido de bourbon y se lo ofrece a probar a Blacksad *, vemos como el sabueso se levanta de su asiento.

* La respuesta de Blacksad mostrada en la siguiente viñeta es de antología:
- No, gracias. No me gusta la leche
Antes que gato, detective.

  • Viñeta 6
El sabueso abandona el local de forma precipitada como evidencia la gabardina a medio vestir y visiblemente mareado por el hedor que desprende Weekly.





Aqui tienen una vista de la página entera:


3 páginas después de que Blacksad mencionara el particular sentido de la higiene de Weekly, volvemos a tener constancia de ello.

No era una reflexión gratuita y sin ella no habríamos entendido la salida precipitada del sabueso y tal vez hubieramos achacado su desasosiego a que estaba haciendo tarde a una cita.

Cada vez que lean un cómic, asegurense también de mirarlo. Toménse su tiempo.

Cada viñeta puede encerrar un mundo. Esta es la grandeza del cómic.

La sección de comentarios queda abierta a sus testimonios.

Post scriptum:
Y si tienen ganas de más lean Blacksad y un nuevo guiño
Y ya en este blog la reseña del quinto álbum titulado Amarillo

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada