martes, 15 de mayo de 2012

Eladio Monroy y Alexis Ravelo

Se necesitaría más de una vida, muchas más, para poder dar cuenta de toda la lectura de género a nuestro alcance. Y como que no hay garantía de que la rueda de reencarnaciones exista, jueguen sobre seguro y no se vayan de este mundo sin haber leído a Alexis Ravelo.

Es este un escritor de Las Palmas de Gran Canaria, población que parece no tener gentilicio propio lo que supone que sus habitantes se agrupen en tres facciones: para algunos es un insulto y para otros una seña de identidad por omisión. Y Eladio Monroy, el protagonista de sus novelas, parece pertenecer al tercer grupo de opinión: yo soy porque existo y no por estar donde esté.

Alexis comparte con Eladio el que ambos lucen cabeza como bola de billar y Ravelo comparte conmigo un anagrama del mismo apellido. Ambas características son pura coincidencia y no contienen mensaje subliminal alguno: ni Alexis encaja puñetazos y cuchilladas todos los días ni yo escribo novelas y ya me gustaría tener su talento.

Y es que las novelas que protagoniza Eladio Monroy son de ese género negro, urbano y canalla que ahonda en los males de nuestra sociedad para extirpar pus y sangre podrida en un intento de librar de letales indeseables nuestra cotidianeidad.

Eladio es un ex-marinero que un accidente ha dejado en dique seco. Y aunque ahora ande sobre tierra firme el suelo no deja de moverse bajo sus pies. Complementa su pensión ayudando a conocidos con trabajos para la comunidad que consisten en buscar cosas y personas y acaba encontrando lo que no debería si alguien no lo encuentra antes a él: ambas situaciones acaban siendo comprometidas y peligrosas.

Su pundonor que no violencia gratuita, le permite afrontar cualquier ataque sin amedrentarse y tiene claro que en estos casos quien da primero da dos veces, por lo que no se para en códigos de honor más allá del que pueda garantizarle la supervivencia.

Es bravucón pero no pendenciero, cínico pero respetuoso, sarcástico pero de buen corazón y sobre todo es independiente como un gato salvaje que, no rechaza unos mimos pero prefiere mil veces la incomodidad de la intemperie bajo una noche estrellada a la confortabilidad de la rutina de ahí que su relación con Gloria, vecina fija, amante ocasional y aspirante a pareja estable, no acabe de definirse.

De ahí también que se sienta tan a gusto con la militancia anarquista de Manolo, el de la librería o con la mala leche de perro ladrador de Chapi, el del taller, o con la gran humanidad que destila en cada gesto y en cada palabra Dudú, el mecánico o con la habilidad para hilvanar frases enteras con un solo alzamiento de ceja de Casimiro, el del bar o con la integridad a pesar de ser madero o precisamente por eso de Déniz, el comisario o con la voz aterciopelada de melocotón de Paula...

Alexis Ravelo le da a cada personaje un hábitat, un ecosistema propio, para que allí desarrolle sus vicios y sus virtudes y casi se diría que son ellos los que le permiten al autor el que los visite, tal es su nivel de realismo y su sentimiento de propiedad que ha ido adquiriendo a lo largo de las novelas de la parcela que les fuera otorgada.

Solo un buen escritor es capaz de combinar la poesía y la filosofía con el reparto de puñetazos y el brillante volar de las navajas sin que parezca una boutarde y Alexis Ravelo lo consigue de pe a pa. Hace que escribir parezca fácil.

Tanto Tres funerales para Eladio Monroy, como Sólo los muertos como la última Los tipos duros no leen poesía, son historias que eligen al lector como saco de entrenamiento y golpean duro sin miramientos, sin concesiones; buscando el punto débil pero jugando limpio, ningún golpe por detrás ni más abajo de la cintura. Son realidades fabuladas, de esas con las que te puedes topar a la vuelta de la esquina, de ahí que su credibilidad esté garantizada y la facilidad con la que se explica sea tan auténtica.

Después de su lectura toca relajarse con la interpretación de las cubiertas: magistrales. Ojalá todas las editoriales, como ha hecho Anroart, tomaran ejemplo de como diseñar cubiertas, ojalá más contrataran a Fernando Martínez “Montecruz”. Un mago del pincel que con pocos colores y con economía figurativa consigue captar la esencia de la novela que protege y darle un toque personal al libro.

Recomendación con garantía de origen. Se leen de una tirada y se queda con ganas de más. Léanlas por orden cronológico y como los vinos que se sirven en una comida, verán como van de más a mejor. Ah! Y no salgan de casa sin bolígrafo nunca más. Da igual el diseño, el color de la tinta o la marca.

Alexis, http://alexisravelo.wordpress.com/ si lees esto y la decisión de continuar o no la serie con una cuarta novela, depende de algo, piensa que un póquer siempre gana a un trío.

Post scriptum:
Del mismo autor y protagonista pueden consultar también en este blog
Morir despacio
Las flores no sangran

12 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo, Alexis mismo fué el que me metio de lleno en la novela negra, la cual ahora devoro, siento verdadera admiración por Eladio, pero mis debilidades y afinidades son para Gloria a la que adoro si saber en que universo paralelo de Alexis habita, me he convertido en un fan fatal que diría Alaska. Reseñar que el duo "La Iniquidad" es una, o dos, obras tremendamente brutales, llenas de sangre, sexo y el misterio que Alexis le da a todos y cada uno de sus personajes, pero por ello, te enganchan hasta que los ojos lagrimean al no parpadear por no querer perderte la siguiente linea, ¿que va a ocurrir ahora?, ¿pero este no era el bueno?, ese juego entre el bien que no lo es y el mal que tampoco, me encanta. Agradezco a Twitter, si, el haberme hecho conocer a este escritor y que para mas de lo mejor es cociudadano mio o yo de él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía con el lamento de haber terminado la trilogia de Eladio ya estoy con la ilusión de buscar más obra de Alexis y "La noche de piedra" me llama y con tu comentario ya no hay vuelta atrás.
      Pedro, Muchas gracias por pasarte por aquí y por seguirme en Twitter. No tardes en volver.

      Eliminar
  2. Pedro: El placer de utilizar Twitter es mío, porque me permite contactar con gente como tú.
    Jordi: Muchas gracias por esa amable lectura que has hecho de mi trabajo. No sé si eres un Jordi que conocí personalmente en BCNegra o si eres otro, pero, de cualquier forma, te agradezco mucho tu entrada. Por cosas como esta es por lo que vale la pena escribir. Y, para agradecértelo como te mereces, cumplo aquí con la petición y te doy la primicia: estoy trabajando en la cuarta entrega de la serie y esta vez hay muerto al principio. El trabajo está ya aproximadamente por la mitad. Lo que no hay, en principio, es fecha de edición, porque tras "Los tipos duros..." he finalizado otras dos novelas que no tienen aún editor.
    Ah, Las Palmas de Gran Canaria sí tiene gentilicio: palmense. Con lo feo que es, se comprenderá que no lo usemos demasiado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por los pelos (no es ironía) no llegamos a conocernos. Una buena amig: María (una de las vigas maestras de la Librería Negra y Criminal) me había hablado maravillas de tus novelas y el librero Paco Camarasa se encargó de guardarmelas dedicadas. ¡Que gran acierto!
      Nos felicitamos por la primicia y mientras esperamos que salga vamos a saquear ;-) las librerías en busca de tus otras novelas (la primera La noche de piedra y más si cabe porque la recomienda Pedro).
      Muchas gracias por tu amabilidad al pasarte por aquí y por seguirme en twitter(los hay de un endiosado...)

      Eliminar
  3. Claro, de eso me sonaba tu nombre... Bueno, Camarasa tiene iniquidades de sobra (solo en sentido literario). Y seguirte es un placer. De hecho, quedas enlazado en mi blog. Un abrazote y, de nuevo, gracias.

    ResponderEliminar
  4. Para mí, Alexis Ravelo, el descubrimiento del año (un poco tarde, sí, pero dicen que nunca es tarde si la dicha es buena).
    Otro descubrimiento indagando sobre la obra de Ravelo, y más dicha: el de este blog, al que me apunto.
    Y ya, la felicidad completa (o casi): ¡nueva entrega de la serie!

    Soy lectora, y, entre otros, devota de la novela negra, criminal o policíaca, que cada uno le llame como quiera.
    Por una recomendación del blog de negraycriminal he leído o más bien devorado (ayer, de un tirón) "Tres funerales..." Estoy entusiasmada y hoy empiezo Sólo los muertos. Y en el estante, esperando, Los tipos duros...aunque dudo si dosificarlos, no sólo porque una tenga unos mínimos cotidianos que cumplir, sino por el coraje de acabarlas y que no haya más.

    Me fascina la capacidad de Alexis Ravelo para condensar en las páginas justas, porque no sobra ni una, una trama "atrapante", acción, crítica social (¡incluso literaria!), reflexión y la dimensión de los personajes, conseguida con unas pinceladas.
    Se agradece en este tiempo, que no termina, de novelas de "a mil páginas por lo menos"

    El autor de este blog describe maravillosamente la percepción como lector/a de los protagonistas...¡Parece que me hayas leído el pensamiento y las sensaciones!. Sólo quiero añadir que yo quiero tener un amigo que sea Eladio Monroy, tan honesto y tan leal.

    Me ha gustado mucho (se nota ¿no?) la historia que cuenta y el trasfondo que refleja, la intriga, el desarrollo de la obra y por supuesto, la resolución; incluídos los agradecimmientos y la nota final ...Pero sobre todo me ha gustado la prosa de Alexis Ravelo, esa prosa tan cuidada y certera.

    Y sumando el comentario de Pedro, leeré La Iniquidad. Y el resto que haya publicado también.

    Disculpad por la extensión del comentario. Carezco de la capacidad de síntesis de Ravelo...









    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece genial Montse que te guste Ravelo y Monroy, que anteponen,ambos, su honestidad frente el desenfreno especulativo: ya me entiendes.
      Gracias por comentar, nunca es demasiado largo si el contenido es bueno, y esperamos, yo y los lectores, seguir disfrutando de tus opiniones.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Acabo de finalizar la tercera entrega de los libros de Alexis y buscando algo más sobre el autor, me he encontrado con este blog.
    Totalmente enganchada a Eladio y sus aventuras-desventuras, a su cortado en el Casablanca y al alegre Dudu, a la asamblea de Manolon y a las recomendaciones literarias de Gloria, no puedo más que unirme a sus seguidores.
    Siempre he creido que después de una entretenida lectura, hay que hacer que los libros corran entre los amigos, para darles la oportunidad de pasar un buen rato. Lo bueno siempre se comparte.
    En Barcelona, ya estamos esperando que Eladio vuelva a llamar un dia a nuestra puerta.
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como habrás leído en el comentario del propio autor la cuarta entrega de Eladio está al caer. Todos tenemos ganas de disfrutarla.
      Gracias por pasarte y comentar y vuelve cuando quieras.
      Saludos

      Eliminar
  6. Carmen, Montse, no había leído sus amables comentarios. Muchísimas gracias, amigas. Estas cosas animan mucho.
    Jordi: Dentro de unas semanas estaré por Barcelona, para presentar "La estrategia del pequinés". A ver si hay suerte y nos vemos.

    ResponderEliminar