viernes, 18 de julio de 2014

R.P.G. Juego de rol de Miyuki Miyabe

R.P.G , Juego de rol
Todo empieza con el cadáver. Y concluye cuando se descubre quien ha asesinado y porqué lo ha hecho.

R.P.G (Rol Player Game o sea Juego de rol) es una novela whudunit auténtica (¿quièn ha sido ¿quién lo ha hecho?). Un whudunit a la japonesa ciñendose al esquema clásico del género pero dándole un giro novedoso al modo de desarrollar la investigación sin salir de una sala de interrogatorios policial y que se presenta articulada de tal modo que se intuye en ella una apasionante obra teatral en tres actos: introducción, nudo y desenlace.

Rápidamente en la comisaria se establece el plan policial de actuación y aunque existen dudas sobre su éxito se instruye a todos los implicados sobre su comportamiento y se les contagia el entusiasmo por el éxito. Y empieza el interrogatorio, piedra angular del argumento y un nuevo giro al clásico modo de investigar sin moverse, sin análisis clínicos sin huellas, utilizando solo las mismas celulas grises que ya emplearan los detectives en la edad de oro de la novela enigma.

En la introducción conocemos la víctima número 1, un empresario de mediana edad, que parece guardar relación con la víctima número 2, una joven universitaria que se gana su dinero ejerciendo de acompañante, y también conocemos a la familia de la víctima 1 y a los agentes encargados de la investigación.

El nudo se inicia con el interrogatorio lento y pausado, observado en todo momento desde detrás del espejo/cristal, que rompe además su normalidad al introducir un sospechoso tras otro en la misma sala y comprobar las reacciones de cada uno.

El desenlace, llegado al punto de tensión máximo en un interrogatorio exhaustivo, se corresponde con la confesión y por tanto conclusión de la causa criminal.

Toda una lección de academicismo literario; de clasicismo narrativo, para hilvanar una historia de acción y reacción que emplea las tres leyes del movimiento de Newton:

1. Un cuerpo se mantiene en reposo mientras no se actúe sobre él mediante una fuerza no opuesta. En este caso hasta que el interrogatorio no llega a su punto crítico no se obtiene más que pasividad.

2. Una fuerza no opuesta que actúa sobre un cuerpo, causa en este cuerpo una aceleración en la dirección de esa fuerza. En este caso la aportación de una valiosa información en medio del interrogatorio consigue el movimiento que se esperaba.

3. Cada cuerpo tiene una fuerza opuesta de igual magnitud que él mismo. En este caso el enfrentamiento a la evidencia genera una acusación que provoca la negación con igual intensidad y en consecuencia revela la verdad.

Takegami es el sargento encargado de escenificar todo un plan concebido por un compañero que no ha podido llevarlo a cabo. Poco sabemos de su vida o su forma de ser, la autora se limita a enfatizar su forma de pensar y de actuar mientras dura el análisis del comportamiento de una familia real vs una familia virtual.

¿Família real o familia virtual?
La familia real, en la que los roles son una consecuencia lógica a una situación que se puede tocar y la virtual donde los roles son consecuencia de una elección que se puede imaginar.

El peso de las relaciones virtuales es cada vez mayor en la sociedad en general y en la nipona en particular. El uso de nicks facilita el anonimato y dispara la imaginación para vender una imagen más idealizada y con mayor encanto: los internautas tienen la tentación de definirse como les gustaría ser y no como son.

Miyuki Miyabe escribe otra vez atacando directamente al hueso, saltándose capas superfluas de descripciones y centrándose en el desarrollo de la investigación basada en un largo e ininterrumpido interrogatorio, repleto de habilidosos diálogos y elocuentes silencios perfectamente cronometrados.

Otras dos obras de esta autora japonesa ya han pasado por este blog, pinchen sobre el título para leer la reseña:



0 comentarios:

Publicar un comentario