miércoles, 13 de mayo de 2020

Ella duerme aquí de Dominique Sylvain

Ella duerme aquí es un thriller
psicológico que transcurre en Tokio.

Si a veces solo con alejarse unos pocos kilómetros de la zona de confort que supone la casa, el barrio, la ciudad donde se vive ya puede suponer un cambio difícil de asimilar y que precisa tiempo y esfuerzo para conseguirlo, imagínense alejarse miles de kilómetros para instalarse en una cultura a las antípodas de la conocida y dedicarse además a un trabajo que, por su localización autóctona y sus reglas de juego no tiene parangón con nada de lo realizado hasta la fecha. Casi como inventar la rueda.

Kabukicho, es el barrio de Tokio que se quiere borrar del mapa aprovechando que los JJOO van a pasar por ahí, es el lugar de clubs de alterne, bares y love hoteles, que duerme durante el día y se llena de luz por la noche amparado por una laxa aplicación de las leyes. Neones de colores para iluminar chicas de compañía, prostitutas, gigolós, yakuzas y turistas ávidos de conocer los lugares ocultos.

Y en ese barrio, Kate Sanders, una joven británica que recaló en Japón hace un tiempo buscando no se sabe bien qué, ha conseguido hacerse un hueco en uno de los escalones más altos del nivel de deseo masculino. Y ha conseguido que otra recién llegada, despistada y perdida, Marie, con quien ahora comparte apartamento, pueda trabajar también en el selecto Gaïa Club.

Puerta de entrada a Kabukicho

El trabajo de chica de compañía, la prostitución es opcional, tiene más de escuchar que de hablar, de acompañar, de seducir, de comprender o fingir hacerlo, de teatralizar sentimientos, de dar cuerda a los muñecos para que no se detengan antes de soltar su dinero. Psicología barata pero efectiva habida cuenta que este tipo de negocio mueve millones de yenes y deja complacidos a quienes los pagan. En el país de la educación

Cuando Kate desaparece el mundo gira a otro ritmo y sus allegados, su amigo Yudai, su jefa Sanae, su compañera Marie se desviven por encontrarla, incluso su padre, Jason, con quien mantiene las distancias, se involucra en una investigación que, habida cuenta del mensaje recibido en su móvil, no parece ser de desaparición sino de localización del cadáver.

Todos bajo sospecha, en especial clientes y yakuzas, y el capitán Yamada investiga cualquier detalle, incluso casos antiguos para encontrar una pista por donde empezar.

Dominique Sylvain
Dominique Sylvain demuestra una vez más su facilidad para moverse en todos los registros noir: policial, thriller y novela negra. Y en coctelera, agitado que no mezclado y con el añadido, en este caso de su conocimiento de la vida en Tokio, ofrece este magnífico libro con una parte de carga emocional y tres cuartas de psicología criminal. Una intriga que va cogiendo cuerpo para convertirse en espeluznante y con un final que seduce por su frialdad y desparpajo.

Ella duerme aquí (Kabukicho es su título original) obtuvo el francés Premio Roman Interpol’Art 2017 y no fue gratuito. La novela se merece premios pero sobre todo su lectura que recomiendo sin duda alguna.

De esta autora se han reseñado en este blog las novelas de género policial de la serie protagonizada por Lola e Ingrid:







0 comentarios:

Publicar un comentario