jueves, 18 de julio de 2019

Muerte contrarreloj de Jorge Zepeda

El color amarillo es el que luce en
el maillot del corredor que va líder.
Julio. Calor excesivo. Cualquier movimiento supone un esfuerzo doble. Cualquier gesto supone una gesta. Y sin embargo es el mes elegido para disputar cada año el Tour de Francia.

Esa dantesca aventura que supone recorrer en bicicleta durante tres semanas, con etapas diarias que promedian 5 horas, cerca de 3.500 km con notables desniveles y compitiendo al más alto nivel.

Una exigencia brutal de cuerpo y mente equivalente a correr, en el mismo periodo, más de una decena de maratones o subir tres veces al Everest.

Este evento deportivo precisa que cada corredor tenga los cuidados alimentarios, fisiológicos y psicológicos adecuados para no solo acabar la carrera sino incluso para aspirar a ganarla.

Y si a toda esa presión se le añade la coincidencia de supuestos accidentes con funestas consecuencias para corredores es evidente que el temor a morir supone un componente desestabilizador difícil de gestionar.

El miedo se ha instalado en los equipos y se respira a cada momento, en cada etapa, entre los componentes del pelotón: ciclistas y equipo técnico y directivo. La presencia policial con sus interrogatorios y registros lejos de tranquilizar agudizan la sensación de inseguridad. Los corredores se saben en peligro.

Muerte contrarreloj es una novela negra ambientada en el mundo del deporte de alta competición. En ese Tour de Francia que desde tiempo impretérito asoma a la pantalla del televisor cada verano y otorga grandes alegrías a los amantes del ciclismo, del deporte y del sentimiento patrio.

Una novela negra que habla de amistad y del espíritu del ganador que no entiende de razones que le impidan su objetivo. Habla de sacrificio, de amor, de envidias y de traiciones. Habla de la belleza de una ruta por donde se transita sin verla. De unas inclemencias del tiempo que no respetan a nadie. Y habla de asesinatos.

Jorge Zepeda
Jorge Zepeda demuestra amplio conocimiento del mundo deportivo y del Tour pero no dosifica adecuadamente las fuerzas, no hay que olvidar que son tres semanas, y el desgaste le pasa factura. Ajustar correctamente plato con piñón es la clave para obtener un buen ritmo.

Y no se puede atacar en la subida a todos los puertos, profundizar en la trama criminal, y también en las etapas llanas, profundizar en la trama personal; ya que lla lectura se acaba resintiendo y con el final elegido, no gana la carrera.

0 comentarios:

Publicar un comentario